La inflación en el conjunto de la OCDE repuntó dos décimas en mayo, hasta el 5.9%, a causa de los precios de la energía, que subieron en 24 de los 38 países miembros, según las cifras presentadas este martes.

La variación interanual de los precios de la energía, que había sido negativa del 0.1% en abril, pasó a ser positiva del 2.5% en mayo, lo que significa su nivel más elevado desde febrero de 2023, explicó en un comunicado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

España estuvo entre los 18 países en los que la inflación progresó en mayo, en concreto tres décimas al 3.6%, netamente por encima de la media de la zona euro (donde subió dos décimas al 2.6%).

La razón de ese ascenso en España fue esencialmente la energía, con un incremento interanual del 8% en mayo, frente al 5% en abril.

No obstante, la inflación subyacente que excluye los elementos más volátiles que son la energía y los alimentos, también progresó ligeramente (una décima al 2.7% en mayo).

El país de la OCDE con más inflación fue una vez más Turquía, con un 75.4% interanual en mayo, después del 69.8% en abril. En segunda posición venía Colombia, con un 7.2% en mayo (la misma tasa que el mes precedente).

Entre los otros países latinoamericanos miembros, en Chile se registró un ascenso de la inflación de dos décimas al 4.2%, mientras en México se mantuvo estable en el 4.7%.

Costa Rica fue una vez más el único país de la OCDE con una inflación negativa (-0.3% en mayo tras el -0.5% en abril).

Si se amplía el foco fuera de la organización a los países emergentes del G20, lo más sobresaliente volvió a ser la situación de Argentina: pese a la ralentización respecto al 289.4% en abril, la inflación se quedó en mayo en el 276.4%.

En una línea ascendente similar a la de la OCDE, en Brasil aumentó dos décimas al 3.9% en mayo.

Si te gustó compartelo!