Desde que inició el colapso de FTX, El Salvador ha perdido 65 millones de dólares de los 105 millones de dólares que la nación centroamericana invirtió en la criptomoneda más negociada del mundo, según dio a conocer The Economist el fin de semana.

Nayib Bukele, presidente de El Salvador ha emitido varios comentarios desde que inició la debacle del mercado de criptodivisas y ha enfrentado públicamente las criticas sobre su apuesta en el uso del bitcoin como moneda de uso común.

El mandatario ha ganado notoriedad entre los inversionistas de bitcoin gracias a su proyecto de ley para emitir un bono respaldado en dicho criptoactivo, llamado “bono volcán”.

En febrero anunció que llevaría a cabo más de 52 reformas para hacer posible la creación de este bono, aunque sus detractores argumentaron que con este instrumento se dispararía la deuda pública de El Salvador que ya equivale al 85% de su Producto Interno Bruto (PIB).

El 22 de noviembre anunció que el proyecto de ley ya se encontraba en el Congreso.

A pesar de las criticas de un amplio sector de la población en El Salvador y los desencuentros con organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional, Bukele no ha cambiado el rumbo de su agenda y sigue apostando en un sector que se encuentra en crisis.

El 16 de noviembre escribió en su cuenta de twitter “Compraremos un bitcoin todos los días”.

El bitcoin ha perdido más del 22% de su valor desde el 6 de noviembre. En lo que va del 2022 la criptomoneda ya acumula un retroceso del 64.5 por ciento.

Comparte esto!