El sector privado de Venezuela prevé cerrar el año con un crecimiento del 8 % respecto a 2021, informó la Federación Venezolana de Cámaras de Comercio y Producción (Fedecámaras), la mayor patronal del país, que celebró este martes su último consejo de 2022.

“Creemos que vamos a cerrar el año con una recuperación de la economía privada cercana (de) entre el 8 % y el 9 %. Quizás la recuperación del consumo sea mayor, y esperamos que se den todas las condiciones con la habilitación de los créditos”, dijo a periodistas el presidente de Fedecámaras, Carlos Fernández.

Asimismo, el empresario estima que, con el reinicio de las operaciones en Venezuela de la empresa estadounidense Chevron y la flexibilización de las “demás empresas en el sector petrolero y gasífero”, se vea un crecimiento de la actividad económica superior al proyectado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para 2023, de un 6,5 %.

Explicó que este incremento se debe, entre varios factores, a la dolarización no oficial de la economía, que “trajo como consecuencia el resurgimiento del crédito comercial”.

Sin embargo, señaló que la “insuficiencia de ingresos de los trabajadores” sigue siendo “el principal problema económico”, que los empresarios buscan solucionar para “elevar las condiciones de vida” de los empleados, sobre todo “ante la caída del gasto público”.

“Todo el sistema social no está funcionando de manera adecuada y, además, tenemos que buscar la forma de cómo ir recuperando la posición que en medida de ingresos teníamos en el concierto de países, al menos latinoamericanos”, dijo.

Además, Fernández agregó que “solo el 26 % de los trabajadores venezolanos tienen un empleo formal”, lo que ha hecho que el país se parezca “mucho cada vez más a las economías de bajos ingresos”.

(c) Agencia EFE

Comparte esto!