La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, afirmó el domingo que confía en las perspectivas económicas a pesar de las incertidumbres en torno a la guerra y la geopolítica, ya que la economía mundial se ha mantenido resistente.

En un discurso pronunciado en la Cumbre Mundial de Gobiernos celebrada en Dubái, Georgieva dijo que el FMI publicaría el lunes un documento que demuestra que la eliminación gradual de los subsidios explícitos a la energía podría ahorrar 336.000 millones de dólares en Oriente Medio, lo que equivaldría a las economías de Irak y Libia juntas.

Añadió que, además del ahorro, la eliminación de las subvenciones regresivas a la energía “desincentiva la contaminación y ayuda a mejorar el gasto social”.

En su última actualización económica regional publicada el mes pasado, el FMI revisó a la baja su previsión de crecimiento del PIB para Oriente Medio y Norte de África al 2,9% este año, debido en parte a los recortes a corto plazo de la producción de petróleo.

“Aunque la incertidumbre sigue siendo elevada, podemos confiar un poco más en las perspectivas económicas, porque la economía mundial se ha mostrado sorprendentemente resistente”, declaró.

Refiriéndose al conflicto de Gaza, Georgieva advirtió de las crecientes consecuencias. “Este momento excepcionalmente incierto agrava los retos de unas economías que aún se están recuperando de sacudidas anteriores. Y una mayor extensión del conflicto agravaría el daño económico”, afirmó.

Comparte esto!