El presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, emitió el Decreto 71-24, donde se establecen diversas medidas administrativas para racionalizar componentes importantes del gasto público durante el año 2024.

El decreto se basa en el deber fundamental del Estado de garantizar la racionalidad del gasto público y promover una administración eficiente, tal como lo establece la Constitución dominicana.

Entre las disposiciones más destacadas del decreto se encuentran:

Prohibición de compras de vehículos de motor, a menos que la institución correspondiente cuente con una autorización especial emitida por el Ministerio Administrativo de la Presidencia y cumpla con todas las normas aplicables.

Regulación de las exoneraciones y exenciones de vehículos de motor, las cuales deberán ser autorizadas de acuerdo con las leyes correspondientes y se denegará cualquier solicitud sin base legal.

Restricción del uso de vehículos oficiales los sábados, domingos y días feriados, salvo autorización expresa para labores institucionales. Se exceptúan los servidores públicos relacionados con la seguridad nacional, el sector salud y las entidades dedicadas a servicios públicos esenciales.

Control de las salidas al exterior de los servidores públicos en asuntos oficiales, las cuales requerirán el permiso correspondiente. Además, se establece la compra de boletos de viajes y asignación de viáticos de acuerdo con las disposiciones del Decreto núm. 407-23 y se prohíbe la compra de boletos en primera clase.

Limitación del uso de vehículos con escolta a funcionarios específicos, como el presidente, el vicepresidente, ministros, comandantes generales de las Fuerzas Armadas, entre otros. El Ministerio Administrativo de la Presidencia podrá excepcionar a otros servidores públicos en circunstancias especiales.

El decreto también incluye disposiciones relacionadas con la revisión del personal militar y policial asignado a instituciones públicas y dignatarios, la reducción de gastos en publicaciones y la prohibición de compromisos de gastos por concepto de fiestas, agasajos y actividades similares, a menos que estén autorizados por el ministro Administrativo de la Presidencia.

Con la emisión de este decreto, el gobierno del presidente Abinader busca fomentar una administración pública más eficiente y responsable en el manejo de los recursos públicos. Estas medidas buscan garantizar la optimización del gasto público y priorizar el beneficio de la ciudadanía y los sectores más necesitados en la República Dominicana.

Comparte esto!