Las emisiones de Google aumentaron un 48% en los últimos cinco años debido a la incorporación de la inteligencia artificial (IA) en muchos de sus productos principales, según un reporte ambiental publicado este martes por la empresa tecnológica.

En 2021, Google fijó como objetivo alcanzar “cero emisiones netas” en todas sus operaciones para 2030, pero en cambio en el último año sus emisiones de gases de efecto invernadero alcanzaron los 14.3 millones de toneladas de CO2, un 13% más que el año anterior y un incremento del 48% con respecto a 2019.

La compañía aseguró que esto se debe al aumento del consumo de energía que requieren los centros de procesamientos de datos, edificios de gran tamaño que requieren de líneas de transmisión de alto voltaje, que albergan información proveniente de aplicaciones, sitios web, etc., con las que se nutren las nuevas herramientas de IA generativa, como Chat GPT.

La IA generativa, que toma las entradas del usuario y genera nuevos contenidos como texto, imágenes o canciones, consume muchísimos recursos y a medida de que esta tecnología crece se necesitan más centros de almacenamiento de datos generando un aumento de necesidades energéticas, según un estudio de Bloomberg.

“A medida que integramos más la IA en nuestros productos, reducir las emisiones puede resultar un desafío”, escribió Google en el informe.

En un reporte de sostenibilidad de Microsoft Corp publicado en mayo, la empresa tecnológica, que también tiene el objetivo de llegar a emisiones de carbono netas por debajo de cero para 2030, dijo que sus emisiones de carbono aumentaron un 29% desde 2020, también como consecuencia de sus inversiones en IA.

Si te gustó compartelo!