Los negociadores del Congreso de Estados Unidos presentaron el domingo un proyecto de ley para financiar el Gobierno durante el resto del año fiscal que comenzó en octubre, bajo la amenaza de una paralización parcial si no actúan antes del viernes.

El proyecto de ley establece un nivel de gasto discrecional de 1,66 billones de dólares para el año fiscal 2024, dijo un portavoz del líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, y completa los detalles de un acuerdo al que arribaron Schumer y el presidente republicano de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, a principios de enero.

Los legisladores aprobaron la semana pasada la cuarta medida provisional desde el 1 de octubre para mantener la financiación del Gobierno, y se fijaron dos plazos rápidos para actuar: la financiación de una parte del Gobierno, incluidos el Departamento de Transporte y la Administración de Alimentos y Medicamentos, se agota el 8 de marzo, y la mayoría de las demás agencias federales cierran parcialmente el 22 de marzo.

El proyecto de ley “mantiene las inversiones agresivas que los demócratas aseguraron para las familias estadounidenses, los trabajadores estadounidenses y la defensa nacional de Estados Unidos”, dijo el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, en un comunicado.

Si bien los principales líderes del Congreso se han puesto de acuerdo sobre el acuerdo, aún se enfrenta a algunos desafíos, en particular la oposición de los republicanos de línea dura en la Cámara, que han pedido en repetidas ocasiones fuertes recortes de gastos y normalmente no votan a favor de los proyectos de ley de gastos.

Comparte esto!