Históricamente, la falta de provisión de infraestructura adecuada ha sido una de las principales barreras para atraer inversiones productivas privadas a la frontera dominicana. Sin embargo, el desarrollo de proyectos turísticos como Cabo Rojo en Pedernales y energética para Manzanillo en Montecristi, entre otros, ha permitido avanzar en la reducción del déficit de infraestructura de transporte mediante la construcción y mejora de más de 385 kilómetros de carreteras en la zona fronteriza, con una inversión de RD$15,000 millones en los últimos tres años por parte del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones.

Así lo indica el informe “La Frontera Cambia” del proyecto MiFronteraRD del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD), publicado en febrero de este año, el cual abarca desde el 2020 a 2023. El informe presenta un resumen que destaca los logros alcanzados por la actual gestión en diferentes áreas con el fin de impulsar la economía y mejorar los servicios básicos en la región fronteriza del país.

Al desglosar las inversiones en infraestructura vial, se destacan la reconstrucción de la carretera Martin García – Guayubín en las provincias Santiago Rodríguez y Montecristi, con una inversión de RD$1,115 millones; la carretera Guayubín – Las Matas de Santa Cruz – Copey – Pepillo Salcedo en Monte Cristi, con una inversión de RD$1,595 millones; la Circunvalación de Navarrete con una inversión total de RD$6,004 millones, del cual ya se ha ejecutado el 20% por RD Vial.

De igual forma, la reconstrucción del tramo Barahona – Pedernales con una inversión de RD$1,000 millones, donde se han ejecutado 453 millones en Barahona y 464 millones en Pedernales, representando casi el 92% del total.

El informe también destaca que la construcción de la infraestructura requerida para el proyecto turístico de Cabo Rojo representa una inversión total de más de RD$2,732 millones.

También señala que la construcción del Anillo Periférico (Circunvalación) en Azua, ya finalizado, y el Anillo Periférico en Baní, con un costo total superior a los RD$5,389 millones, tienen un impacto significativo en toda la frontera sur, reduciendo el tiempo de tránsito desde Santo Domingo a Pedernales en una hora y media y en una hora con el resto de las provincias del sur.

Comparte esto!