Por: Jose Lois Malkun

La cuenta regresiva ya comienza. En mes y medio las elecciones presidenciales definirán quien dirigirá los destinos del país en el periodo 2024-2028.

Un viejo amigo me preguntó que si podía comprar un apartamento en Bella Vista en este momento o esperaba después de las elecciones.

Su problema es que podría perder la oportunidad si no cerraba la operación de inmediato.

Es normal que en épocas de elecciones la gente se atemorice y no invierta en nada esperando lo que sucederá en los próximos meses de contienda electoral.

Le dije al amigo que podía comprar su apartamento ahora y que nada sucederá en los días venideros que afecten la economía ni la paz social.

Ese consejo se lo extiendo a todos los dominicanos que tienen planes similares a los de mi amigo o decisiones en sus negocios que requieren soluciones inmediatas que implican gestiones de préstamos empresariales o hipotecarios o para compra de bienes duraderos.

En los próximos meses la tasa de cambio continuara igual, con un peso que se devalúa mínimamente o se sobrevalua también mínimamente.

Las tasas de interés estarán donde están y posiblemente bajen antes de junio si la inflación continúa controlada, lo que estimulará aún más el crecimiento económico.

Un crecimiento alcanzó el 6.2% en febrero, mostrando una economía fuerte y saludable.

La transparencia en el quehacer público es garantía de que no se repetirán los abusos del pasado cuando los recursos del erario se usaban indiscriminadamente a favor del candidato oficialista. Por lo tanto, las finanzas públicas no se verán afectadas por esas prácticas malsanas.

Si hubiera algún indicio de eso, seria el primero en criticarlo por todos los medios posible.
La tranquilidad, seguridad y confianza deben prevalecer entre los ciudadanos, aunque reconocemos que nuestro pasado electoral está lleno de sorpresas desagradables.

Pero todo eso quedo atrás y debe quedar atrás por siempre.
No hay temor de fraude y muchos menos de manipulación o alteración de los sistemas informáticos de la JCE. Además, la sociedad civil y miles de observades nacionales e internacionales vigilaran que todo salga bien.

Y si hubiera cualquier irregularidad, seria detectada y resuelta de inmediato.

En lo personal, deposito toda mi confianza en una sociedad civil que ha madurado y se ha fortalecido, en una prensa más vigilante e independiente y en la honestidad de los que dirigirán este proceso electoral.

Comparte esto!