El Gobierno de Javier Milei oficializó su política de “cielos abiertos”, mediante un decreto publicado este miércoles en el Boletín Oficial, en el que desregula el mercado aerocomercial de Argentina.

Según el documento, el nuevo reglamento dispondrá libre acceso al mercado, estímulos para la competencia leal, desregulación tarifaria y libertad de precios, resguardo y vigilancia operacional, así como también librará la fijación de frecuencia y rutas aéreas.

“Con esta medida se reforman medidas arcaicas que tienen décadas en la Argentina. Esto es un paso muy importante para la modernización y la liberalización del espacio aéreo”, dijo el portavoz presidencial, Manuel Adorni, durante su habitual comparecencia en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo.

En el decreto, el Ejecutivo del ultraliberal Milei resalta que las intervenciones de la administración pública serán “limitadas” y otorgarán autorizaciones de manera inmediata, junto con las frecuencias solicitadas, en el territorio argentino.

Anteriormente, este tipo de contratos estaba limitado, pero ahora bastará con la aprobación de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), que se encarga de regular y fiscalizar el sector en Argentina.

“Esto va a incluir la digitalización y agilización de trámites, la desregularización de servicios de rampa, otorgar nuevas rutas, nuevos negocios y permitir que los dueños de pequeñas empresas de aeronaves no pasen por los mismos procesos burocráticos que una gran aerolínea”, destacó Adorni este miércoles.

Por otra parte, la medida permitirá más operadores de rampas y cada aerolínea podrá elegir la empresa que brinda ese servicio, que actualmente ofrece una compañía en exclusividad.

“Estas medidas permiten que nuevas empresas operen en el país y destruir monopolios creados por amigos del poder que subsistían a costa de los contribuyentes; además, esto va a promover inversiones”, confió el portavoz.

Aunque el decreto lleva la firma del presidente, la iniciativa llegó con el titular del nuevo Ministerio de Desregulación y Transformación del Estado argentino, Federico Sturzenegger, quien había hablado sobre dicha reforma horas después de asumir, el pasado 5 de julio.

“Una agenda de desregulación no son créditos subsidiados o reducciones impositivas. Es eliminar burocracia innecesaria. La desregulación del mercado aerocomercial que se conocerá en estos días es un ejemplo de cambios simples que permitirán conectar más ciudades”, había publicado Sturzenegger en sus redes sociales.

Para esto, el funcionario se apoyará en la Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos y la Ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, proyecto estrella del Ejecutivo de Milei, que fue finalmente aprobada el 28 de junio tras varios meses de trámite parlamentario y negociaciones con la oposición.

El Ejecutivo argentino busca, entre otras cuestiones, promover la competencia en el interior del país.

Actualmente, la línea de bandera del país, Aerolíneas Argentinas, es la única que mantiene rutas provinciales, que las empresas privadas no operan por su baja rentabilidad.

Esta compañía estuvo desde el comienzo en el punto de mira del Gobierno de Milei para su posible privatización.

Si te gustó compartelo!