La lucha por la primacía como mayor generador de divisas de la República Dominicana se ha tornado en una lucha cerrada entre remesas y turismo, con posibilidades de que al concluir el año la llamada “industria sin chimenea” recupere su liderazgo, perdido a partir de la pandemia del covid-19.

Las últimas y más recientes cifras oficiales situaban a las remesas conservando la posición número uno aunque con poco margen superando los envíos monetarios de los dominicanos residentes en el exterior.
Al cierre del tercer trimestre del año, las estadísticas mostraron al turismo con prácticamente un empate técnico con las remesas, al quedar por debajo en solo US$2.8 millones en el consolidado generado entre enero y septiembre del año en curso.

De acuerdo con estadísticas citadas por el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, en el discurso que pronunció durante anive3rsario 76 de la institución, de enero a septi4embre las remesas a cumulaban US$7,597.1 millones y el turismo US$7,594.4 millones.

Las perspectivas apuntan a que al concluir el 2023 el turismo haya recuperado la primera posición dentro de los generadores de divisas, lugar que perdió en el 2020, cuando la pandemia del covid-19 obligó al cierre de la economía, con mayor rigor en los hoteles que son la estructura central del turismo.

La caída obligada del turismo catapultó a la cima de la generación de divisas a las remesas, que fruto de la solidaridad de los dominicanos residentes en el exterior, principalmente en los Estados Unidos, empezaron una tendencia creciente.

La intensidad del crecimiento del turismo ha sido mayor que la de los envíos monetarios, lo que le ha valido para el “empate técnico” de los primeros nueve meses del 2023. Para ese período las remesas registraban un crecimiento interanual de 3.9 por ciento y el turismo un 19.3 por ciento. Las otras fuentes importantes de generación de divisas han mantenido sus aportes en crecimiento.

En su discurso del 23 de octubre pasado el gobernador Valdez Albizu destacó que en lo referente al sector externo, que en enero-septiembre 2023, las zonas francas exportaron US$5,961.6 millones, para un crecimiento de 0.7 % luego de haber permanecido en terreno negativo gran parte del año.

Las exportaciones de zonas francas, lideradas por los renglones de equipos médicos y quirúrgicos, mostraron una gran capacidad de recuperación ante las condiciones adversas prevalecientes en el mundo, precisó.

El mayor énfasis lo hizo el gobernador del BCRD, al presentarla como “una buena noticia en el sector externo” fue en “la notable evolución del turismo que registró un aumento interanual en sus ingresos de 19.3 %, alcanzando US$7,594.4 millones en enero-septiembre 2023”.

Asimismo, durante ese periodo, el país recibió remesas por US$7,597.1 millones para un aumento interanual de 3.9 %, un significativo aporte a la economía de la diáspora dominicana.

En cuanto a la inversión extranjera directa, que tradicionalmente es el cuarto en el ranking de los mayores generadores, destacó que alcanzó a US$3,369.5 millones en enero- septiembre, para un crecimiento interanual de 3.9 %.

Explicó que ese flujo de recursos, destinados en su mayoría a energía, turismo y comercio, muestra “una vez más la gran confianza de los inversionistas extranjeros en el país. Es preciso reconocer el rol que ha jugado en el dinamismo de la inversión (tanto extranjera como local) el Gabinete que dirige la vicepresidenta Raquel Peña, cuyo liderazgo ha sido fundamental, tal y como lo fue durante la crisis sanitaria cuando el Gabinete de Salud bajo su mandato llevó a cabo un exitoso plan de vacunación”.

Efecto del sector externo

El buen desempeño de los sectores generadores de divisas también ha sido la pieza clave para que la economía mantenga uno de sus principales logros: la estabilidad cambiaria.

Según indicó Valdez Albizu, la gran cantidad de divisas recibida por la economía dominicana durante los primeros nueve meses del año “ha permitido mantener la estabilidad relativa del tipo de cambio en un entorno de acumulación de reservas internacionales”. En ese sentido, indicó que al cierre de septiembre el peso dominicano acumuló una depreciación de apenas 0.8 %, mientras las reservas internacionales se ubicaron en US$15,900 millones aproximadamente, equivalentes a 13.2 % del PIB y 5.9 meses de importaciones, por encima de las métricas recomendadas por el Fondo Monetario Internacional.

En la valoración del externo, precisó que la mayor contribución en enero-septiembre provino de hoteles, bares y restaurantes que creció 10.9 %, manteniendo el dinamismo exhibido a lo largo del año. Solo en septiembre, el país recibió 478,792 turistas por vía aérea, acumulando un récord de 6,023,573 pasajeros no residentes durante los primeros 9 meses del año, con una tasa de ocupación hotelera de 75 %. Si a esto se suman 1,607,360 cruceristas que llegaron en ese periodo, el total de visitantes.

Posterior a la exposición de Valdez Albizu, el Ministerio de Turismo ofreció las cifras del mes de octubre, en las cuales resaltó la llegada de 531,017 visitante por vía aérea y 88,197 a través de cruceros. El acumulado global subió a 8 millones 245 mil 190 visitantes.

El gran trabajo del Gabinete de Turismo liderado por el presidente Luis Abinader, así como la labor ejecutada por el ministro David Collado, han situado nuestra nación entre los principales destinos de América Latina haciendo honor al eslogan “Dominicana está de moda”, destacó el funcionario que dirige la política monetaria del país.

Newsletter

Recibe en tu correo actualizaciones diarias de las noticias más importantes de la actualidad.Enviar

Si te gustó compartelo!