Experto en seguridad vial destaca que los países dependientes del turismo deben ofrecer un transporte público seguro y eficiente para atraer mayor cantidad de visitantes.

Un transporte seguro y eficiente que proporcione accesibilidad y movilidad en la zona, es un componente crítico para facilitar el progreso de un destino, mientras que la ausencia de estas condiciones actúa como barrera para el desarrollo turístico, y esto podría ocurrir en Punta Cana “si es que ya no nos está ocurriendo”.

La observación la hizo Francisco Alonso, director del Instituto Universitario en Tráfico y Seguridad Vial de la Universidad de Valencia, España, quien ofreció la conferencia “Movilidad y seguridad vial en el sector turístico dominicano: situación y oportunidades”, quien fue invitado de la “Cátedra Magistral de Turismo Frank Rainieri”, de la extensión de la Universidad Central del Este en Punta Cana.

Analizando la importancia del transporte en el sector turístico y apoyándose en distintas investigaciones, Alonso afirmó que entre los principales factores que influyen en la elección de un destino de viaje es la seguridad que ofrece.

La complejidad de la valoración de los atractivos de un destino turístico se concentra en el resultado de una colección de servicios comerciales y no comerciales, entre los que se incluyen los servicios en el aeropuerto, las características del transporte utilizado para desplazarse y la experiencia en el hotel.

“Todos estos elementos influyen en la experiencia del turista y en la valuación del destino turístico tras su visita, para repetir o recomendarla a otros”, observó el conferencista, y destacó que en el análisis de las redes sociales se identifica la variable seguridad como una de las consultadas previas al viaje, y uno de los elementos más buscados son los servicios locales de transporte una vez se ha llegado al destino.

El investigador concluyó que “un transporte seguro y eficiente que proporcione accesibilidad desde el exterior y movilidad en el destino es una consideración crítica para facilitar el progreso, mientras que una ausencia de estas características actúa como barrera para el desarrollo turístico, lo cual nos puede llegar a ocurrir si es que ya no nos está  ocurriendo”.

Turismo interior

El experto consideró la importancia del turismo interior, “porque también tenemos que proteger a nuestros ciudadanos”, y del transporte de los trabajadores “porque las personas deben ir a trabajar para vivir y no para morir, pues esto último supone el mayor absurdo”.

Alonso añadió que la problemática relacionada con el incremento del transporte de mercancías que comporta el turismo, crea ineficiencia,  genera pérdida de tiempo y costos adicionales para las empresas de transporte y los usuarios.

No en vano, dijo, una buena infraestructura de transporte también atrae una mayor inversión de todo tipo, no únicamente al sector turístico, porque las empresas tienden a buscar ubicaciones con una infraestructura de transporte eficiente, ya que esto reduce costos logísticos y facilita la distribución de productos.

Una buena infraestructura de transporte a menudo se convierte en un impulso al desarrollo de industrias relacionadas, como la construcción y la logística, generando empleos y oportunidades económicas. “Por lo tanto, una inversión significativa en infraestructura de transporte puede catalizar el crecimiento económico al atraer inversiones de empresas de diversa índole y estimular el desarrollo a nivel local y regional”, explicó el ejecutivo.

 Aseguró que en regiones con una industria turística como el Caribe o Europa, las inversiones en infraestructura de transporte pueden traducirse en un aumento del turismo, de la inversión extranjera y se traduce en riqueza y oportunidades laborales para sus ciudadanos.

Si te gustó compartelo!